Aspirantes a Oficial Policial Profesional de Línea, promoción 2018-2021 reciben placa de servicio

Ante la presencia de las más altas autoridades de la Policía de Investigaciones de Chile, encabezados por el Director General Subrogante, Prefecto General Carlos Yáñez Villegas, así como de los Embajadores y representantes de los países de El Salvador, Haití, Guatemala y Panamá, las y los 181 futuros Detectives recepcionaron por parte de sus seres más queridos, el miércoles 09 de diciembre, en el Campus Deportivo de este plantel formador, el símbolo que los identifica ante la sociedad como Oficiales Policiales de la PDI en dos solemnes ceremonias, todo ello para resguardar los protocolos sanitarios sugeridos por la autoridad gubernamental respecto a aforo y distanciamiento social.

En dicha instancia, además, ofrecieron su promesa de servicio las y los Alumnos Becarios del El Salvador, Guatemala, Haití y Panamá, quienes aprobaron el exigente período de formación, logrando superar la dificultad de estar a la distancia de su núcleo familiar y de su cultura, reflejando con sus acciones el real espíritu de sacrificio, valentía y honor de un Detective.  

Cabe mencionar que ambas actividades fueron transmitidas vía plataforma virtual, para así conectar con todos los padres y apoderados de las y los jóvenes Detectives y la esfera más íntima de las y los Alumnos Becarios.

Al respecto, durante la jornada, hizo uso de la palabra el Señor Subdirector de Escuela PDI, Subprefecto Daniel Elorza Toro, quien aludió a la responsabilidad que adquiere este grupo de jóvenes respecto a este emblema: “Este compromiso los obliga a preservar sus placas inmaculadas, con el brillo propio de la ética y doctrina policial (…) Pórtenla con honor, úsenla para revelar su autoridad cuando sea necesario y sobre todo manténganla pulcra e irreprochable”.

“También, comparto con ustedes mi júbilo por el acto de juramento a la bandera que hoy brindaron los Aspirantes Becarios de la Promoción 2018-2021. Su brillante desempeño académico es el resultado de tres años de entrega comprometida a su desarrollo profesional. Desde lejanas tierras centroamericanas, diez jóvenes -damas y varones-, dejaron a sus familias, amigos y compañeros de armas, para arribar a esta Escuela Matriz en beneficio de su perfeccionamiento policial”, finalizó la autoridad policial.